MI PERRO TIENE DIARREA

by

D

La diarrea en los caninos es un problema común, que puede surgir en cualquier momento y, tal vez lo más importante, es que las causas de diarrea son bastante amplias y pueden ir desde simples cambios en la dieta hasta agentes infecciosos que comprometan la vida del animal. El término diarrea implica la evacuación frecuente de heces líquidas lo cual resulta en una pérdida excesiva de líquidos que pueden descompensar al animal, generando desequilibrios electrolíticos y deshidratación.

CLASIFICACIÓN

Una clasificación común para las diarreas en los perros es por su duración: diarreas agudas (que son aquellas que se presentan por corto tiempo) y las diarreas crónicas (que se presentan por periodos de tiempo prolongado). Las diarreas agudas suelen ser menos preocupantes y pueden llegar a resolverse por sí solas o con la ayuda de un médico veterinario que trate los síntomas temporales, mientras que la diarrea crónica adquiere importancia y requiere la intervención médica para diagnóstico de la posible causa e instauración del tratamiento adecuado.

Se pueden originar de diferentes maneras

Entre los diferentes mecanismos por los cuales se pueda presentar la diarrea se encuentran: la diarrea osmótica, que se genera cuando se acumula el material ingerido en el intestino y éste comienza a atraer agua tornando más líquido todo el contenido intestinal; este tipo de diarrea puede ocurrir por mala digestión o mala absorción de los nutrientes, insuficiencia pancreática (patología que genera déficit de enzimas para la correcta digestión de los alimentos), sobrealimentación, entre otras. Y la diarrea secretora: en la cual hay una secreción de líquido más alta de lo normal, este tipo de diarrea se observa con frecuencia en las infecciones por Escherichia coli, una bacteria que produce enterotoxinas que estimulan la secreción en las células intestinales. También pueden encontrarse diarreas por aumento en la permeabilidad, es decir, hay una alteración importante en la pared del intestino que deja escapar elementos como agua, y en casos más graves proteínas, y puede verse en caso de úlceras, inflamaciones, etc.

Cabe aclarar que los mecanismos anteriormente descritos pueden y generalmente ocurren de manera simultánea.

Tiene gran variedad de causas

Gran variedad de agentes infecciosos (bacterias, virus, parásitos) pueden causar diarrea en nuestras mascotas, en el perro es frecuente la infección con parvovirus, también pueden encontrarse otros virus como coronavirus y rotavirus; bacterias como: Salmonella, Campylobacter, E.coli, y parásitos como: Ancylostoma spp, Giardia spp, Trichomona spp entre otros.

La infección por parvovirus es frecuente, especialmente en los cachorros, y en aquellos animales que no han sido vacunados, este virus genera una gastroenteritis hemorrágica importante que podría incluso llevar a la muerte del animal. Los perros afectados muestran decaimiento, anorexia (no consumen alimento), vómito y diarrea de mal olor con moco o sangre debido a la alteración intestinal generada por el virus, acompañado de deshidratación y fiebre. En el caso de la infección por coronavirus la infección en los adultos es leve, mientras que en los cachorros puede generar enteritis, vómito y diarrea anaranjada (rara vez diarrea con sangre). Y en el caso de rotavirus la diarrea es acuosa (muy líquida) y puede haber apatía e inapetencia.

La infección bacteriana por Campylobacter afecta principalmente cachorros menores de seis meses, y pueden presentar diarrea acuosa con moco o sangre y en algunos casos ir acompañado de vómito, anorexia y aumento de temperatura. Igualmente, la infección por salmonella se presenta más comúnmente en los cachorros y puede generar diarrea verdosa que generalmente contiene diarrea con sangre, vómito, aumento de la temperatura, conjuntivitis y trastornos respiratorios.

Las parasitosis pueden generar disminución o ausencia del consumo de alimento, pérdida de proteínas y sangre a nivel intestinal, reducción de minerales, diarrea, alteraciones en el pelo, pérdida de peso, excreción de parásitos en las heces, entre otros. También es importante mencionar que algunas parasitosis pueden transmitirse al humano como el caso de Ancylostoma spp, que puede generar la enfermedad conocida como larva migrans cutánea.

¿Que puedo hacer si mi perro tiene diarrea?

La principal complicación está en la definición del problema, debido a la variedad de causas y mecanismos que tiene la diarrea para presentarse, y generalmente se requieren de pruebas diagnósticas que son enviadas al laboratorio para esclarecer el origen de la diarrea. Debido a esto, en caso de que la mascota presente diarrea es importante prestar atención a las características que presente el animal, como por ejemplo el tiempo que lleva con diarrea, el lugar en el cual vive y aquellos lugares que frecuenta (ya que esto puede proporcionar información acerca de la posible causa, como por ejemplo las infecciones a las cuales estuvo expuesto según la zona), que es lo que el animal come y si han realizado cambios recientes en su dieta, hábitos del animal (si por ejemplo es un animal curioso o que ingiere elementos como piedras, palos, etc), la cantidad y aspecto de las heces ( la coloración, el grado de humedad, el olor, presencia de sangre, moco o alimento sin digerir), todo lo anterior puede resultar importante para comunicarlo al veterinario al momento de la consulta.

Las pruebas comunes que pueden realizarse son: exámenes de sangre y análisis coprológicos (de la materia fecal), y en casos que lo ameriten pueden realizarse ecografías, radiografías, biopsias, perfiles enzimáticos, entre otros. Una vez detectado el problema de base, podrá ser tratado específicamente: se combatirá la infección en caso de encontrar algún patógeno asociado, se corregirá la dieta en caso de ser éste su origen, etc; en los pacientes con enfermedad leve el tratamiento puede ser ambulatorio sin necesidad de hospitalización, además, es común que debido a la deshidratación o alteración electrolítica del animal sea necesario el apoyo con fluidoterapia.

La diarrea puede provenir de procesos patológicos más complicados, por lo cual si el animal presenta diarrea prolongada y deterioro de su estado de salud es imperativo la consulta médica.

Referencias

Lloria MA. Diarre aguda en animales de compañia problema común. Farmacia profesional. 2002; 16 (3): 86-90.

Caraballo AJ, Jaramillo A, Loaiza J. PREVALENCIA DE PARÁSITOS INTESTINALES EN CANINOS ATENDIDOS EN EL CENTRO DE VETERINARIA Y ZOOTECNIA DE LA UNIVERSIDAD CES, 2007. Revista CES. 2007; 2 (2): 24-31.

Puentes R. Eliopulos N. Finger P, Castro C, Nunes C, Furtado A, Franco G, Hübner OS.  Detección viral en cachorros con diagnóstico presuntivo de Parvovirus canino (CPV). Veterinaria (Montevideo). 2010; 46 (177-178-179-180): 47-49.

Mylonakis ME, Kalli I, Rallis TS. Canine parvoviral enteritis: an update on the clinical diagnosis, treatment, and prevention. Vet Med (Auckl). 2016; 7 :91-100.

Agrovet Market Animal Health. Diarreas Infecciosas. [internet]. [Consultado 2019 jun 16]. Disponible en: https://www.agrovetmarket.com/investigacion-salud-animal/pdf-download/diarreas-infecciosas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


1
Hola
¿En que podemos ayudarte?
Powered by
PageLines